9.1.17

La escala del sentir

Tengo la espina de un higo (tuna como se dice en todos lados menos en Colombia) enterrada en el dedo. Es diminuta, calculo tiene alrededor de 0,05 de milímetro. La veo a duras penas. He tratado de sacarla usando un depilador en muy buen estado y una aguja. No he podido.

Me puso a pensar en lo delicado del sentir. Todo está conectado y no se puede jugar con eso. No se puede jugar con nadie. No se debe permitir que nadie juegue con uno. No se puede dejar pasar la incomodidad. 

No hay comentarios: